Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 11 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Crónicas de la Comunidad.
NotaPublicado: 11 Nov 2014, 15:17 
Security Status: 1.5
Security Status: 1.5
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Oct 2013, 13:55
Mensajes: 116
Ubicación: Augsburg, Deutschland
Corporación: Recios Explorer Wing [R.EW]
Nota Preliminar: La identidad del protagonista de estas crónicas, cuando se menciona, se ha ocultado bajo el seudónimo “Somehow”. Sus actividades clandestinas en espacio conocido no serían posibles de ninguna otra manera.

Capítulo 1: Nosotros.

Original document for the Amarr Ministry of Internal Order.
Copy for the Amarr Theological Council.
(Translated)

Asunto: Operaciones de la Comunidad Hispana en espacio Low Sec.

Prefacio: Los pilotos de esta comunidad comparten una antigua lengua terrícola denominada Español, transmitida a New Eden por los primeros colonos de nuestra galaxia desde la Via Láctea, antes del colapso de la EvE Gate. El vínculo lingüístico y cultural, que ha propiciado durante siglos mayores conflictos que afinidad entre ellos, a invertido su sentido previo y ahora sirve para darles cierta cohesión y buena disposición hacia todas las corporaciones integradas por hispanos o latinos, como dan en llamarse.

Modus operandi: Esta comunidad de capsuleers suele elegir un sistema de Low Sec muy disputado por diferentes corps o alianzas y, sin mediar diplomacia alguna, se instala en una de sus estaciones moviendo desde naves capitales a simples fragatas. Hecho esto, procede a agredir a sus moradores originales, sin consideración alguna de fuerzas o prerrogativas, hasta llegar a anular todo impulso bélico en los mismos. Logrado esto, se trasladan a un nuevo sistema en el que volver a seguir luchando.

Corporaciones integrantes:

1.- Yuhu al medio (Overlodea primo):
Esta corp toma su nombre de su estrategia favorita, que es “hacer un yuhu”, osea, un ataque a primera vista sin posibilidad de éxito, pero a la postre oportunista, en el que superar al enemigo, ya sea:

- Poniendo un cebo dentro o fuera de una factional aceleration gate (a las que incomprensiblemente se viene a denominar “patinete”), o a pie de jump gate o en la estación y cuando lo agrean desdockear/entrar en el sistema para caer a cero del agresor.

- Bumpear en estación, sacando de rango de dockeo la nave oponente para meterle punto y weber y matarla en pocos voleis.

- Aprovechar el descuido de un oponente, que se aleja del rango de jump en gate o dockeo en estación o se deja sorprender haciendo PvE incluso PvP en el sistema o adyacentes.

- Tirarse a lo loco y contra todo pronóstico contra un enemigo superior en la seguridad de que, aún si se pierde la nave, al menos se habrán “divertido”.

Todas estas maniobras suelen acompañarse de exclamaciones de “Yuhú” en el canal de audio de la flota efectuando dicha acción. La acepción “Yuhu al medio” hace alusión al uso del Medium Outpost de la Factional Warfare del sistema en uso para este comportamiento, tan ajeno a la ortodoxia de cualquier flota conocida.

Por otra parte, el calificativo de “primo”, lejos de su otrora uso despectivo, sirve por lo general para referirse a los miembros de una misma flota. Otro detalle curioso entre estos pilotos es la codicia por el loot de los wreks oponentes, al que incomprensiblemente se denomina “cobre” y que, de alguna forma, difícilmente termina apareciendo por el hangar de corp.

Las flotas se organizan de forma operativa repartiendo diferentes roles según una clara doctrina a seguir, ya sea todos en fragatas o cruceros, con o sin logísticas, naves para kitear, black ops, etc. Sin embargo a veces cada piloto embarca en lo que mejor le parece y se forma un gang en el que no hay dos naves iguales, doctrina denominada “Panchovilleo” en honor a cierto salteador terrícola del siglo XIX.

El mayor caos puede llegar a producirse en cualquier caso en su canal de comunicaciones, carente de contraseña alguna y donde se cruzan troleros de toda índole y hasta raperos, a la par que se da intel de diferentes operaciones simultáneamente, y esto mientras no está del todo claro quién es el FC de qué flota, o se cruzan conversaciones que nada tienen que ver con la operación en curso, a veces con audios, griterío, quejas o trifulcas añadidas.

Tengo por otra parte que decir que los pilotos de Yuhu gustan de solear o, en flota, ir en (aparente) inferioridad tanto en números como naves, situación que se resuelve siempre a su favor gracias a su destreza cantando primarios o simplemente pilotando mejor que el oponente, al que saben de sobra cuando, donde y como enfrentar o prudentemente eludir... al menos hasta que aparece el efecto Yuhu, que irremediablemente deriva en un arriesgado engage de suicidas consecuencias o, en más ocasiones de las que cabría quizás esperar, gloriosas victorias.

2.- Piratas Leprosos Guineanos:
Pese a lo que pueda parecer, estos veteranos fuera de la ley son pilotos igualmente experimentados pero extremadamente cuidadosos en la conducción de sus flotas. Sus roams son tremendamente profesionales, buscando siempre engages en los que las posibilidades de perder la nave de un miembro de la flota sean realmente ínfimas, dejando poco o nada al azar.

Dicha doctrina de vuelo está en concordancia con el empleo de naves de elevado coste, usualmente fiteadas con los mejores módulos disponibles en el mercado de cara a su rol. Para maximizar su actuación en flota no dudan en el empleo de implantes de combate de alta gama e incluso estimulantes ilegales de combate.

Aunque suelen participar en los roams más grandes, suelen sin embargo abordar un canal de comunicaciones propio desde el que dirigir sus ilícitas actividades.

Todos y cada uno de los miembros activos de esta corp es una seria amenaza en el local de cualquier sistema en el que puedan aparecer, que en general, debido a su Sec Status solo puede tratarse de sistemas Low o Null Sec.

3.- Iberians:
Los pilotos de Iberians gozan de cierto renombre en el universo de New Eden, al haber formado parte de sus principales alianzas durante las pasadas guerras en Null Sec. En la actualidad son acérrimos enemigos de cualquier piloto encuadrado en los Goons, honrosa excepción hecha de la corp latina que se señala en el siguiente punto.

Su doctrina de flota es muy similar a la ortodoxia militar de combate imperante en las flotas de cualquier imperio, primando abordar un engage cuando las posibilidades de sufrir bajas son mínimas y cuidándose la seguridad de cada miembro de la flota. Los roams bajo un FC de Iberians cuentan siempre con buena intel de sistemas adyacentes y se dirigen con instrucciones claras y precisas.

Es preciso destacar que la actual cohesión de la comunidad parte de una propuesta de esta corp, a la que las demás se han sumado, siendo en buena parte igualmente responsables de su, hasta la fecha, excelente salud, aunque la mayoría de sus miembros sigue habitando sistemas de Null Sec.

4.- Weon:
Igualmente, no son numerosos los pilotos de esta corp adscritos a las operaciones de la comunidad, si bien su papel es destacable, por tratarse de individuos igualmente peligrosos y veteranos de las guerras en Null Sec.

Epílogo: Otras muchas corporaciones, de diferente tamaño, vienen dando número a las flotas de esta peligrosa comunidad de capsuleers, de la que seguiremos informando conforme avancen nuestras investigaciones encubiertas en su seno.

Informó: Agente Imperial 04082007, Codename: Somehow

_________________
1-Crónicas de la luz:
viewtopic.php?f=41&t=5440
2-Cónicas de Sangre:
viewtopic.php?f=41&t=5450
3-Crónicas de la Comunidad:
viewtopic.php?f=41&t=5815


Última edición por Somehow el 24 Nov 2014, 20:26, editado 2 veces en total

Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Crónicas de la Comunidad.
NotaPublicado: 13 Nov 2014, 00:16 
Security Status: 3.5
Security Status: 3.5
Avatar de Usuario

Registrado: 04 Oct 2012, 21:07
Mensajes: 761
Corporación: YUHU al Medio - Overlodea Primo
Alianza: Retirado o7
Jajajaja, muy buena.

Me han encantado todas las partes

_________________
GG o/

"The Wolf":
Imagen

eve-esp <3 > EVE Online


Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Crónicas de la Comunidad.
NotaPublicado: 24 Nov 2014, 20:22 
Security Status: 1.5
Security Status: 1.5
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Oct 2013, 13:55
Mensajes: 116
Ubicación: Augsburg, Deutschland
Corporación: Recios Explorer Wing [R.EW]
Nota Preliminar: La identidad del protagonista de estas crónicas, cuando se menciona, se ha ocultado bajo el seudónimo “Somehow”. Sus actividades clandestinas en espacio conocido no serían posibles de ninguna otra manera.

Capítulo 2: Ella.

Mi sorpresa no fue completa cuando volví, desconfiado, a verificar la trayectoria planetaria introducida en el navegador de mi Anathema desde el control de tierra del palacio imperial. Sin brecha alguna a detectar en la seguridad de los canales de comunicación cifrada que sólo empleabamos los agentes imperiales, abordé la estratosfera de Amarr Prime desde su cara oculta al sol y continué en vuelo atmosférico hacia su ecuador, pero alejándome del enclave palaciego hacia la costa Norte continental. La fragata desfiguró a su paso las delgadas nubes que adornaban aquella porción del veraniego cielo nocturno amarriano como si de un fantasma se tratase, bajo la invisibilidad que le confería su dispositivo de cloak.

Las nuevas coordenadas de aterrizaje me guiaron finalmente hasta una solitaria plataforma anclada al borde del mar, en una pequeña bahía separada de mi previo destino, un centenar de kilometros más al Sur, por una suave cordillera. La Anathema declokeó poco antes de posarse, con un susurrado zumbido, sobre el campo gravitacional de la plataforma. Siguiendo instrucciones, anulé todos los sistemas de la nave antes de abandonarla, con lo que volvió a confundirse en la negrura de la noche. Siendo su único tripulante, me ví a solas una vez a los pies de la Cover Ops, caminando sobre la estructura que la soportaba. En uno de sus bordes encontré una escalerilla metálica que pronto me dejó sobre la arena de la playa. El mar batía a mis espaldas contra las vigas que daban sustento a la plataforma, pero llegaba manso hasta la orilla, por la que decidí empezar a caminar mientras el sol, aún tras la cordillera, empezaba a teñir de púrpura los mismos cirros que antes atravesara con mi nave.

No pude deleitarme mucho más en el paisaje antes de que apareciesen, al extremo opuesto de la ensenada, unos vehículos planetarios que, flotando sobre la arena, se dirigieron a mi encuentro con celeridad. Cuando se detuvieron ante mí no encontré, sin embargo, a persona alguna en su interior, pues estaban ocupados, como cabía esperar, por androides.

-La Dama le espera.
Fue su escueta invitación. Abordé así uno de los hovercraft y retiré mi capucha para disfrutar de la brisa del mar, mientras dejábamos atrás mi nave, sobre cuya porción más alta comenzaban ya a destellar los primeros rayos del amanecer. Cuando llegamos a nuestro destino, una suntuosa mansión a pié de playa, el sol calentaba ya el resto de la bahía.

Jamyl Sarum me esperaba reclinada en la ostentosa balaustrada del caserón, pero bajó a recibirme a la playa. Cubierta por una amplia y delicada túnica, caminaba sin embargo descalza, el largo cabello castaño rojizo oscilando a su espalda. En su frente brillaba una joya dorada, pero no llevaba pendientes. Una vez junto a mí, comprobé que su estatura me superaba.

-No irás a dejarte intimidar por una mujer más alta que tú ¿verdad?
-Así que es cierto; puedes leer los pensamientos ajenos.
-En tu caso sólo los más superficiales, pero no hay muchas personas como tú, Somehow. Y creeme, es algo que resulta realmente agotador cuando se está todo el tiempo en compañía de simples e ineptos, de cerebros tan abiertos como un holo libro pirateado. Por eso me he hecho rodear de drones, es mucho más relajante.
-Realmente has cambiado mucho desde nuestros días juntos en la escuela diplomática imperial.
-Si, y entonces tú eras más alto que yo… otros tiempos, otro… físico.
Diciendo esto, se despojó de su túnica sugerentemente. Debajo llevaba tan solo un bikini blanco con engarces dorados, a juego con el colgante sobre su frente, que resaltaba el perfecto moreno de su piel. Su figura era esbelta y voluptuosa a la vez.
-Para ser el primer Emperador Amarr clonado, no puede decirse que me disguste el resultado. Me pregunto si también llevarás implantes.
-No, son naturales, ¿quieres verlas?
-No me refería a eso.
La hermosa mujer, sin dejar de sonreír, se desprendió del top y me lo arrojó con lascivia.
-Te espero en el agua, -susurró.
Querría haberme entretenido más tiempo en la contemplación de su figura caminando hacia el mar, pero enseguida uno de los androides recogió del suelo las prendas abandonadas por su dueña y otro me ofreció un traje de baño de neopreno negro extraído de uno de los vehículos.

El mar resultó una delicia; el ejercicio y el agua fresca tonificó mi cuerpo tras el reciente viaje espacial. Jamyl, nadando y riendo, se ofreció a tonificar otras cosas y se tomó con deportividad y socarronería mi cortés rechazo a sus insinuaciones.
-Cuando nos veíamos en los jardines de palacio no eras tan remiso.
-Ya sabes que ahora tengo entregada mi lealtad a otra mujer.
-¿Y dime, qué tienen las esclavas Achura que no tengamos las mujeres de Amarr?
-Ya no es una esclava. Nunca lo fué, realmente.
-Es afortunada de tenerte. La verdad, tu fidelidad me sorprende. Y no lo digo sólo por mí o tu pareja, también por tus amigos. ¿Sabes qué?: Habrías sido un pésimo emperador, Some. Ahora que he llegado hasta aquí puedo decirlo.
-Y yo no puedo sino creerte. Sin embargo, en la medida de mis posibilidades nunca he dejado de servir a nuestra raza y nuestro Imperio.
-¿Y si tuvieras que decidir entre servir a los Amarr o a los Hispanos? ¿Qué harías entonces?
-Esa pregunta está relacionada con mi último informe; por eso estoy hoy aquí. Pero necesito saber más antes de contestar algo así.
-Está bien. Sigueme.
La mujer se volvió nadando hacia la orilla, conmigo a su lado. Los androides habían retirado los vehículos y nos esperaban sosteniendo un par de albornoces, que con gusto vestimos. Una vez dentro de la mansión, profusamente decorada al gusto amarriano, descendimos a su cripta, donde se alojaban diversas bóvedas repletas de terminales electrónicas. Las pantallas en las salas por las que íbamos pasando revelaban información de cada rincón del universo; datos militares, económicos, sociales…
-Desde aquí puede dirigirse un imperio.
-Efectivamente, de eso se trata. Pocos eventos sociales logran sacarme de este apartado caserón. Y aún en menos ocasiones alguien ha entrado aquí conmigo. Bienvenido.
Habíamos llegado hasta un amplio despacho, dominado por una mesa alargada, sobre la que encontré una copia de mi informe secreto, junto a otros muchos referidos a la guerra de facciones que asolaba los sistemas de low sec. Sin embargo, en las paredes de la sala, tapizadas con holo pantallas, encontré imágenes e informes de la mayoría de pilotos con los que volaba en la actualidad. Allí estaba Seven Frost, en una instantánea rodeado de fulanas, Earendix, mirándonos con sus ojos sin pupilas, Guille, al pié de su Navy Slicer, Jasta, todo bigotes y cabello oxigenado, Verónica, tan guapa como siempre, y también Eternal, en otra foto, enchaquetado en mitad de un fiestorro, pero con sus inconfundibles combat goggles.
-¿Y cómo es que un humilde colectivo de capsuleers como el nuestro acapara la atención de la Emperatriz Amarr?
-Lo que merece toda mi atención no son esos pilotos. Es esto.
Mi compañera pulso los controles sobre el escritorio y se proyectó entre nosotros un holograma con dos nuevos pilotos, ambos con insignias de sus respectivas milicias, una Galente y un Caldari. La capsuleer, una pelirroja con rastas, estaba visiblemente enojada, pensé que con su interlocutor, un civire con unas Rayban, pero la conversación entre ambos, que fue seguidamente audible, me sacó de mi error.
-Menudo cabrón.
-Assetaline, necesitamos erradicar a esos hispanos.
-Estoy de acuerdo. Debes conseguir que Grimwood lo hable con Macell. Olvidar diferencias, por unos días. Y echarlos de Fliet. Fliet, Deven, Heydieles y Old Man Star estarian mucho mejor sin ellos.
-Si, cierto, sería muy bueno y yo me apuntaría a algo como eso. Hacerles moverse a otro sistema y que incordien a otros.
-Yo estaría feliz de no disparar a tus chicos, si con ello podemos matar algunos hispanos. Es gracioso, no son tan buenos pilotos, pero son increibles campeando estaciones.
-Son malos estrategas…

Jamyl cortó la comunicación en ese punto, el holograma desapareció, y me ví devolviendo la mirada a sus bellos ojos castaño verdosos. Habló con toda seriedad.
-Assetaline es una comandante de Aideron Robotics, corp estrella de la milicia Galente. Patmy, el civire, es un coronel de Templis CALSF, una alianza muy fuerte dentro de la milicia Caldari. Grimwood, el CEO del que hablan, es su Teniente Coronel encargado de ese sector. Aún no hemos identificado al tal Macell. Nos es mucho más facil llegar al alto mando Caldari que al de nuestros enemigos Galente. Pero debe ser el CEO equivalente a Grimwood para ellos.
-¿Una tregua entre Galente y Caldari? Nunca habría imaginado algo parecido… ¿y por culpa nuestra?
-El problema no es la tregua en sí. Es el precedente que sienta y hasta dónde podría llegar. Galente es el principal enemigo de nuestros aliados Caldari. Los Mimmatar estarian encantados de firmar una paz por separado con ellos si Galente también lo hace. Una posible neutralidad Caldari dejaría al Imperio Amarr enfrentado a solas a los galentes y a matar. Y eso significaría nuestra segura destrucción.
-Entiendo el peligro, pero los hispanos no somos una facción de Nuevo Eden, ni siquiera se trata de un colectivo realmente unificado, no podemos…
-Somehow. Antes de entrar en esta mansión te hice una pregunta. Ahora debes contestarla.

_________________
1-Crónicas de la luz:
viewtopic.php?f=41&t=5440
2-Cónicas de Sangre:
viewtopic.php?f=41&t=5450
3-Crónicas de la Comunidad:
viewtopic.php?f=41&t=5815


Última edición por Somehow el 09 Dic 2014, 01:17, editado 9 veces en total

Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Crónicas de la Comunidad.
NotaPublicado: 24 Nov 2014, 21:44 
Security Status: 2.0
Security Status: 2.0

Registrado: 11 Sep 2012, 17:08
Mensajes: 243
:lol: ;) Buena crónica Somehow, overlodea primo. :D


Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Crónicas de la Comunidad.
NotaPublicado: 26 Nov 2014, 03:38 
Security Status: 1.5
Security Status: 1.5
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Oct 2013, 13:55
Mensajes: 116
Ubicación: Augsburg, Deutschland
Corporación: Recios Explorer Wing [R.EW]
Nota Preliminar: La identidad del protagonista de estas crónicas, cuando se menciona, se ha ocultado bajo el seudónimo “Somehow”. Sus actividades clandestinas en espacio conocido no serían posibles de ninguna otra manera.

Capítulo 3: Ellos.

Las probes de combate se cerraron sobre la formación de naves enemigas y el fleet commander comenzó a dar intel sobre los objetivos en el grid. Aztec Proxy, frente a los paneles del puente de mando de su nave de facción no pudo sino admirar del historial de combate de los pilotos que iban a enfrentar. Pero la Succubus era solo la punta de lanza del primer ala de una flota de más de treinta naves y la Corporación Danmark volaba bajo la enseña de la TNT Aliance, parte de la Clusterfuck Coalition, señores de incontables sistemas en null sec. El piloto khanid no podía sentirse mas orgulloso de su cometido en el seno de la poderosa flota que abordaba aquel sistema de low sec. Sus moradores jamás podrían llegar a ser rival para alguien de su experiencia.

El afilado perfil de su fragata destelló bajo los rayos del sol de Deven cuando culminó su primer warpeo en el sistema, a cero de su estrella. La Vagabond de Plet Sailor y la Huginn de Dark Moon aparecieron a su espalda, a treinta y sesenta kilometros respectivamente.
-Mucho os pesa el culo, nenes.
-Vamos, no alardees. Lo tuyo es una fragatita, es normal que llegases antes.
-Nada en el directional. Espero que el FC no nos deje cubriendo la estrella para pillar a los inútiles que decidan warpear aquí. Quiero engage.
-Esos tipos son chungos, Aztec. Yo no saltaría tan alegremente a un engage contra ellos.
El khanid no contestó a su colega, pero no pudo reprimir un gesto de desdén; a fin de cuentas su compañero de flota no podía verle.
-Al menos desde el sol tenemos un mejor punto de salto si nos ordenan intervenir. Ojalá.
En ese preciso instante las pantallas del puente parpadearon con nueva información. las probes habían localizado a la flota enemiga junto a un wormhole. Una ancha sonrisa cruzó el rostro del veterano piloto.
-Era cuestión de tiempo, algún día alguien les tenía que pillar farmeando- afirmó a la vista del informe de escaneo, que solo revelaba naves de minería: una Procurer y varias Venture.
-Ala uno, teneis prioridad, saltad a cero de esa signature y deletead a esos carebears. Y atentos a si algo más sale de ese WH.
Antes de que la orden del FC terminase de resonar en sus oídos la Succubus de Aztec ya había entrado en warp. Aún bajo los rayos de la fulgurante estrella de Deven, las naves de sus compañeros de ala quedaron atrás alineando.
-Mio será el primer kill.
-Deja algo para los demás- protestó Plet, machacando los controles de warpeo.

El scanner direccional de la fragata sansha fue confirmando lo que Aztec Proxy encontró al salir de warp bajo la fosforescente aureola del wormhole. Junto al fenómeno celeste, cinco fragatas de minería orbitaban al crucero industrial, como drones en torno a una barcaza de minado. Seleccionó a una de las fragatas como primario, a nombre de un piloto con un nick de tan clara vocación minera como “el comepiedras”, según pudo traducir.
-Debo eliminarlos en pocos voleis o warpearán fuera, -pensó. Pero lejos de lo esperado, las fragatas se le aproximaron para orbitarle a muy corto rango. Nada pudo sin embargo superar su sorpresa cuando los controles de su nave le avisaron de que su propia propulsión estaba scrambleada.
-Me han metido punto.
-Ala uno, repita.
-Estoy punteado, esas fragatas de minería llevan scramblers. Han sacado drones T2 y me disparan sus lasers.
-¿Cómo? ¿Lasers... de minado?
-No, son torretas T2... laser... hibridas y... de proyectiles! Escudos al 60%.
-Aztec, Dark Moon y yo estamos cayendo, aguántales.
-Warp de flota a su posición, -añadió el fleet commander de TNT, -¿ha caído ya el primario?
-Negativo, las fragatas… se están cediendo escudo.
La incredulidad se adueñó de los miembros de la numerosa flota, que inició warp hacia el wormhole desde las diferentes posiciones que ocupaba en el sistema.
Los hardeners de escudo de la Succubus, aún bajo sobrecarga, no fueron capaces de sobreponerse al fuego enemigo una vez que la procurer, que tampoco parecía contar con un fiteo habitual en su clase, abrió fuego sobre la fragata de facción. Pronto, sin dejar de atender los sistemas defensivos de su nave, que brillaban en rojo en sus paneles de control, Aztec se vió obligado a declarar con desesperación que su nave, que tankeaba a escudo, entraba rápidamente en armor.
Cuando sus compañeros de ala salieron de warp la Succubus estaba condenada. El carcajeo de los pilotos enemigos en el canal de chat local de Deven no se detuvo con la llegada al wormhole de la Vagabond y la Huginn. El fuego de dichas naves consigió finalmente destruir la Venture primarizada pero, casi al mismo tiempo, la flamante punta de lanza de la flota de TNT estallaba en pedazos. Las respectivas cápsulas de salvamento warpearon fuera en direcciones opuestas, mientras, la treintena de naves asaltantes salió de warp junto a los chisporroteantes restos de la nave de su compañero de armas. El resto del ala uno, a pesar de ya estar en combate, no pudo evitar que la presunta flota de minado saltara a través del wormhole, eludiendo a sus oponentes.
-El engage ha concluido, -adviritió el FC, -ese WH dá a espacio Amarr y se sale de nuestra ruta. No vamos a perseguirles.
-¿Quienes son esos tipos? Cómo hemos podido perder una nave de facción... ¡para matarles una simple fragata minera!
-Silencio radio, -ordenó el FC, igualmente desmoralizado.
A miles de kilómetros de distancia, cayendo sobre la estación espacial, la cápsula de salvamento de Aztec Proxy salió de warp para iniciar el protocolo de dockeo. El piloto khanid, abrumado por la pérdida de su costosa Succubus, no acertaba aún a explicarse que había pasado. ¿Cómo podría nadie haber imaginado que una flota de pequeñas naves mineras iba a ofrecer un combate como el que había vivido? ¿Quién podía esperarse armas T2 y scramblers en fragatas diseñadas para labores industriales? ¿De qué forma habían logrado planear el golpe y escapar de un sistema asaltado por más de 30 hostiles? Y por cierto… ¿Por qué la cápsula de su oponente había warpeado fuera del engage hacía otro punto del sistema, cuando la decisión obviamente acertada era hacerlo hacia la única estación en Deven?
Aquella última pregunta si tuvo, al menos, respuesta; fue de hecho lo último que pasó por su cerebro antes de la destrucción de su pod segundos después de que declokease a su lado la Proteus de Santo Traficante.

_________________
1-Crónicas de la luz:
viewtopic.php?f=41&t=5440
2-Cónicas de Sangre:
viewtopic.php?f=41&t=5450
3-Crónicas de la Comunidad:
viewtopic.php?f=41&t=5815


Última edición por Somehow el 12 Dic 2014, 08:29, editado 1 vez en total

Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Crónicas de la Comunidad.
NotaPublicado: 10 Dic 2014, 10:06 
Security Status: 1.5
Security Status: 1.5
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Oct 2013, 13:55
Mensajes: 116
Ubicación: Augsburg, Deutschland
Corporación: Recios Explorer Wing [R.EW]
Anexo al Capítulo 3:
https://zkillboard.com/kill/42829418/

Del engage narrado, la única cosa que no sucedió es la destrucción posterior de la cápsula del protagonista. Sin embargo, Santo Traficante ha podeado a tantos de nuestros targets que merecía la pena tomarse una licencia literaria y meterlo en este capítulo, creo.

_________________
1-Crónicas de la luz:
viewtopic.php?f=41&t=5440
2-Cónicas de Sangre:
viewtopic.php?f=41&t=5450
3-Crónicas de la Comunidad:
viewtopic.php?f=41&t=5815


Última edición por Somehow el 12 Dic 2014, 08:46, editado 2 veces en total

Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Crónicas de la Comunidad.
NotaPublicado: 11 Dic 2014, 23:46 
Security Status: 1.5
Security Status: 1.5
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Oct 2013, 13:55
Mensajes: 116
Ubicación: Augsburg, Deutschland
Corporación: Recios Explorer Wing [R.EW]
Nota Preliminar: La identidad del protagonista de estas crónicas, cuando se menciona, se ha ocultado bajo el seudónimo “Somehow”. Sus actividades clandestinas en espacio conocido no serían posibles de ninguna otra manera.

Capítulo 4: Otros mundos.

Bajo la pequeña Astero se congregaba un reducido grupo de personas, dentro del inmenso hangar que empequeñecía, aún mas, la blanca fragata. Mi escolta, cinco marines de las Sisters of EvE, me condujo hasta una entrada secundaria del inmenso habitáculo, donde me esperaba mi contacto: Harna Durado, la CEO de la Sanctuary Corporation. Era ésta una brutor de marcados rasgos negroides pero cabello corto, desrizado y teñido de rubio. El contraste no me resultaba para nada atractivo, pero, tras las presentaciones, descubrí que al menos su voz era cálida y agradable. Abordamos entonces el hangar y los militares continuaron con nosotros.

-Entiendo el secretismo, pero, permítame decirle, no las extremas medidas de seguridad que conciernen a nuestro encuentro.
-Cuando vea adonde nos dirigimos y lo que allí ha pasado, lo comprenderá, descuide.
La enigmática respuesta de la CEO en absoluto servía para resolver interrogante alguno, lo que por sí mismo dejaba claro que era mejor no insistir en hacer indagaciones. Reunidos con la tripulación al pié de la fragata, se me presentó a la misma como observador del Imperio Amarr.
-Esta es la hermana Lindsay Calvert, -dijo Harna frente a una joven civire de mediana estatura, -será nuestra piloto hoy. El hermano Justus Schneider, nuestro navegador. Y Dana Rens, adepta SOE y encargada de sistemas de la nave.
Era esta última una mujer de mi raza de mediana edad pero cierta belleza, a pesar de su gesto adusto. Sin duda una pura amarriana y la única en reconocer, en el dibujo y calidad de mi túnica, mi alto rango en espacio imperial. El navegante era un delgadísimo sebiestor, cargado de espaldas, como era normal entre los que se pasaban la vida frente a una consola de vuelo. Dos de los cinco marines abordaron igualmente la nave con nosotros y se sentaron ocupando posiciones detrás mía y de mi anfitriona en la cabina de pilotaje. Los tripulantes tomaron asiento frente a nosotros en triángulo, con la piloto en su vértice más alejado. Los propulsores sublumínicos de la nave arrancaron.

-Ruta de vuelo prevista, once saltos hasta destino, -anunció el navegante.
-Sistemas en verde, -añadió mi coterránea.
-Protocolo de despegue iniciado.
-Piloto, cancele el protocolo de despegue. -La tajante orden de Harna Durado sonó mas dura aún bajo la gradual extinción del zumbido de los motores. -Adepta Rens, quiero en su display el último informe de mantenimiento de esta nave.
-Inmediatamente, hermana.
-¿Una última comprobación?, -aventuré.
-Una última cosa que podríamos haber dejado sin comprobar, quizás. Si hay un solo tornillo flojo en esta expedición seré yo quien lo encuentre, no lo dude.
Tras su respuesta, la CEO de la Sanctuary Corporation se sumió en el estudio del informe que había solicitado. Desde mi asiento no alcanzaba a ver el posible gesto de contrariedad en la piloto, pero sí que pude constatar que el navegante estaba lógicamente contrariado por el retraso. Oculté una sonrisa bajo la capucha de mi túnica, pero me entretuve en verificar que los anclajes y correas de mi asiento ajustaban a la perfección.
-Todo en orden. Podemos despegar.

La pequeña Astero dejó por fin el hangar y se sumió en la negrura del espacio, alejándose de la estación de Apanake lo suficiente como para activar su dispositivo de cloak. La piloto no alineó la fragata hasta que la desaparición en visual de la misma no se hubo completado. Una vez en warp, sentí que Harna no se relajaba y permanecía alerta a las pantallas frente a nuestra ingeniera de sistemas. Tras pocos saltos dejamos imperio y recorrimos algunos sistemas de low sec.
-Ah, el viejo Ostingele.
-Sin actividad bélica en las últimas 24 horas. Tres en local, nada en el directional, -informó el sebiestor. -Su corp y las de sus amigos operan ahora en Fliet, tengo entendido.
-En efecto, -corroboré, de alguna forma halagado por su interés.
-Hermano Schneider, concéntrese en sus tareas, -cortó su comandante y CEO.

Cuando entramos en el sistema Cumemare pude ver, en las pantallas de navegación, que no había nuevos saltos de gate programados.
-Seis anomalias detectadas, lanzando probes, -declaró la ingeniera de sistemas.
-Así que vamos a espacio profundo.
-Ciertamente. Habrá tenido usted noticia del reciente cataclismo en los límites de espacio Jove.
-Una nueva estrella de ese tamaño no podría pasar desapercibida, ni a un capsuleer novato.
-Bien. En las SOE creemos que no se trata de un fenómeno natural. Recientes descubrimientos apuntan a que se trata de una acción xenotecnológica.
-¿Los sleepers? ¿Haciendo estallar cuerpos celestes?
-Somehow, todo lo que voy a comunicarle y que vea a partir del próximo salto es de la más estricta confidencialidad y únicamente le puede ser revelado a su emperatriz. ¿Entendido?
-Apenas puedo esperar.
-Wormhole de entrada localizado, podemos warpear, -nos interrumpió el navegante.
-Iniciando warp a cero, -replicó la piloto civire.
La aceleración de la fragata nos volvió a pegar a los asientos, pero el warpeo fue corto. Através de la carlinga de pilotaje pude observar la rutilante silueta de un agujero de gusano de tamaño medio, por el que nuestra nave se dejó caer. La expectación me tenía mudo.
El otro lado del fenómeno celeste se abrío a un oscuro sistema de espacio profundo, de reducidas dimensiones. Habíamos de hecho aparecido demasiado cerca de su peligroso epicentro, un agujero negro, y algunos paneles parpaderon en rojo.
-¿Dónde demonios estamos?, -protestó la comandante, -¿navegante?
-Perdemos cloak, -advirtió nuestra piloto, -estamos en el campo gravitatorio del abismo negro y no puedo compensarlo sin propulsión. Comprueben y ajusten las abrazaderas de seguridad en sus asientos.
A pesar de sus palabras, observé como el sebiestor soltaba las correas de su plaza para aproximarse rápidamente a la civire por la espalda. Instintivamente me desprendí igualmente de los amarres a mi asiento y traté de seguirle, dejando atrás a una brutor boquiabierta, pero contento de escuchar que los marines a su espalda se liberaban igualmente de sus puestos. Frente a mí, el navegante golpeó con su mano izquierda la base del cuello de la joven piloto, que no tuvo tiempo ni de volverse, mientras con la derecha asía los controles de la nave y los empujaba hacia adelante. Antes de verme afectado por la aceleración resultante pude agarrarme al delgado sebiestor, pero en el reflejo de la carlinga ví a los soldados golpearse contra los asientos que acababan de abandonar. Caí entonces hacia atrás con el navegante, pensando aún que la piloto había perdido la consciencia, pero, al separarse la mano de su atacante, del cuello de la joven brotó un copioso chorro de sangre que, empapando los controles frente a ella, dió nuevos visos a la situación.
-¡Adepta, sistemas de cabina en Cero G! -grité a la vez que trataba de capturar el brazo armado de mi oponente. Bajo la muñeca de su mano izquierda había surgido una larga y afilada punta de metal.
-¡Caemos hacia el abismo! -gritó Harna horrorizada por la visión frente a nuestra fragata.
La ingeniera no había entendido el cometido de mi petición desesperada, pero era una orden directa y ella era una verdera amarriana. La cabina de pilotaje se sumió en luces de emergencia y se activó la alarma de despresurización cuando pasamos a flotar en su interior. Pude ver que los marines recuperaban la iniciativa, pero lo mejor fue comprobar que nuestro asaltante, a diferencia mía, no estaba entrenado para el combate cuerpo a cuerpo en gravedad cero. Con todo y con eso, el asesino sabía lo que hacía y, si bien antes había seccionado de un solo golpe la yugular de la piloto, bajó ahora su mano armada en clara busqueda de la arteria femoral de mi muslo izquierdo. Sin embargo, una ventaja en las túnicas amarrianas es que no dejan claro donde andan las piernas de su usuario, cosa que le hizo fallar el golpe. Subiendo una rodilla hasta su espalda, propulsé a mi enemigo por encima de mí hacia la parte trasera de la nave, donde le aguardaban dos marines poniendo a punto sus armas, y volqué toda mi atención sobre los controles de la Astero. La sangre de la inerte joven civire continuaba fluyendo desde su herida, nariz y boca, quedando suspendida entre nosotros en brillantes burbujas.
-¡Somehow gira la nave, sácanos de aquí o moriremos todos!
-Soy yo el que va a dar las ordenes ahora, -rugí enfurecido. -Activación de sistemas de vuelo planetario, ingeniera.
La amarriana entendió aún menos mi nueva orden, pero puso inmediatamente en marcha los sistemas requeridos. Accedí a los controles de retropropulsión y nuestra caída hacia el agujero negro perdió velocidad, pero no se detuvo.
-Saquemos drones.
-¡No hay hostiles en el grid! -protestó la brutor, atenta a los desatendidos paneles de navegación.
La estructura de nuestra fragata gimió ante las fuerzas a las que se veía sometida y una detonación laser destelló al fondo de la carlinga, lo que pensé suponía el fin del intruso en nuestra tripulación.
-Tenemos 5 warriors y 5 ogres T2, -informó la adepta SOE, aún sin saber que hacer.
-Despliegue los cinco ogres, son mucho mas grandes y necesitamos perder toda la masa que sea posible. ¿Hay probes en la lanzadera? ¡Dispárelas también!

Una vez en el exterior, los drones automáticamente trataron de iniciar su patrón orbital en torno a nuestra fragata, pero, afectados inmediatamente por la gravedad del agujero negro, se orientaron ofreciendo al mismo sus propulsores. Para cuando las ocho probes de scaneo se les sumaron, los robots avanzaban ya de espaldas hacia el centro de nuestro oscuro sistema, al que la Astero comenzó levemente a ganarle distancia. El morro de la nave siguió apuntando hacia el abismo, pero por fín alejándose, mientras perdíamos contacto primero con las probes y después con los drones, corriendo ambos finalmente la suerte a la que pareciamos haber estado condenados.
-Restablezca la propulsion sublúminica, ingeniera. Ahora si estamos lo bastante lejos de este agujero negro como para completar un giro en angulo suficiente, de forma que la nave no se vea de nuevo atraida a su centro.
Esperaba que mis explicaciones calmasen el ánimo de la CEO, y así pareció ser, pues no me replicó. Aún así, solo una vez completada la delicada maniobra, me permití volver la vista atrás para comprobar el estado de la tripulación.
La adepta amarriana continuaba impasible en su puesto, atenta a sus paneles de control. Harna pugnaba por liberarse de los cierres de su asiento, pero la falta de gravedad sumada al estrés de la situación que acabábamos de vivir no le permitían culminar con éxito la sencilla tarea. Al fondo de la cabina flotaba el cuerpo sin vida del que fuera nuestro ingeniero, que había recibido un disparo laser a quemarropa en la cabeza, pero no sin antes haber logrado herir a uno de los marines de las SOE, de cuyo abdomen brotaban rojas burbujas de sangre.
Accedí a los controles de navegación y decidí entonces warpear al rango más alejado de un planeta, por supuesto bajo cloak. A petición mía, la cabina recuperó su gravedad normal y las luces y alarmas de emergencia se extinguieron. El desmadejado cadáver del asesino golpeó bruscamente el piso de la carlinga.
-Bueno, creo que ahí tienes tu tornillo suelto, Harna.
-Reconozco que nos has salvado, Somehow, pero vuelvo a tomar el mando de la nave. Adepta Rens, informe de daños, por favor.
-Nada importante, mas allá de los útiles desplegados en el espacio y que hemos perdido.
-Mi señora, -intervino el soldado ileso, -mi compañero está muy malherido.
-Entendido. Somehow, la hermana Calvert…
-Lo siento, no pude hacer nada por ella.
-Entendido igualmente. Yo asumiré las tareas de navegación. Somehow, eres nuestro piloto ahora.

Retirados los cuerpos de los fallecidos me senté frente a los controles de la nave, tras limpiarlos lo mejor que pude. Fue entonces, al volver a observar el exterior, cuando no pude dar crédito a mis ojos. Habíamos salido de warp a cien kilómetros de un planeta desgajado en descomunales trozos de roca, como si su nucleo hubiese estallado. Sus lunas eran ahora campos de asteroides.
-Por todos los astros, -exclamé. -¿Qué ha podido ocasionar algo así?.
-No es este el sistema de espacio profundo al que debíamos dirigirnos. Justus Schneider nos metió por un wormhole diferente al programado. Pero está bien que lo hayas visto. Hay un centenar como este. Vamos a volver a la entrada del sistema actual y reentrar en Cumemare.
-Un tipo curioso, el tal Schneider, ¿no crees? Con una daga subcutánea retráctil y dispuesto a dejarse engullir por un agujero negro con tal de frustrar esta misión.
-Nada en su historial le hacía merecedor de la menor sospecha. Pero en Thera podremos esclarecer el porque de lo que ha sucedido.
-¿Thera? ¿Qué sistema es ese?
-Thera es mucho más que un sistema, Somehow. Mucho mas.

_________________
1-Crónicas de la luz:
viewtopic.php?f=41&t=5440
2-Cónicas de Sangre:
viewtopic.php?f=41&t=5450
3-Crónicas de la Comunidad:
viewtopic.php?f=41&t=5815


Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Crónicas de la Comunidad.
NotaPublicado: 12 Dic 2014, 13:46 
Security Status: 3.5
Security Status: 3.5
Avatar de Usuario

Registrado: 04 Oct 2012, 21:07
Mensajes: 761
Corporación: YUHU al Medio - Overlodea Primo
Alianza: Retirado o7
Muy chulas Somehow, como siempre!

:)

_________________
GG o/

"The Wolf":
Imagen

eve-esp <3 > EVE Online


Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Crónicas de la Comunidad.
NotaPublicado: 21 Dic 2014, 03:02 
Security Status: 1.5
Security Status: 1.5
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Oct 2013, 13:55
Mensajes: 116
Ubicación: Augsburg, Deutschland
Corporación: Recios Explorer Wing [R.EW]
Nota Preliminar: La identidad del protagonista de estas crónicas, cuando se menciona, se ha ocultado bajo el seudónimo “Somehow”. Sus actividades clandestinas en espacio conocido no serían posibles de ninguna otra manera.

Capítulo 5: Otros planes.

-Me extraña mucho que me hayas citado aquí, Some.
-Sé que una persona respetable como tú no está a gusto en este entorno, -respondí.
Lo cierto es que estábamos rodeados de mesas en completo desorden, algunas de ellas volcadas. En la penumbra del cargado ambiente, sobre la mayoría de las sillas e incluso el suelo, vegetaban varios miembros de nuestra comunidad, principalmente de Yuhu y Weon, en los más diversos grados de intoxicación etílica o estupefaciente. Terminada la fiesta en el Fliet Resort, el más bajo tugurio en la estación de Fliet III y seguramente en el resto de estaciones del sistema, la música había decrecido lo suficiente como para poder hablar tranquilamente y a la vez no poder ser escuchados.
-Espero que merezca la pena lo que tengas que contarme, -insistió Rocanegra, rascándose incómodo su blanca barba.
-Iré al grano. No solo eres el fundador de la Recios Explorer Wing, eres el mejor explorador sideral que jamás he conocido. Tienes que saber que las Sisters Of EvE han encontrado… el centro de la galaxia, si alguna vez hubo uno.
El veterano caldari me devolvió una seria mirada, bajo el azulón haz de luces que recorría caprichosamente el club.
-Tienes toda mi atención.
-Se trata de espacio profundo. Lo domina una estrella subgigante azul. Es inmenso, con distancias intraorbitales por encima de los 300 AUs. Los límites más alejados del sistema son muy inestables, con numerosas fallas gravitacionales, que generan un promedio de 20 anomalías tipo wormhole, que últimamente se abren aleatoriamente a todos los sistemas de New Eden.
-¿Últimamente? ¿Pero qué me estás contando?
-Las SOE creen que el reciente cataclismo en espacio Jove ha afectado a Thera. Así es como lo llaman.
-Se cree que el cataclismo no ha tenido un origen natural… ¿Que saben las Sisters?
-Que los sleepers están detrás de todo esto. Los xenos estaban tratando de crear un sistema “perfecto” según sus standards, lo que se supone incluye la ausencia de lunas en sus planetas. Han estado experimentando en espacio profundo pero, en los sistemas piloto, los mismos planetas parecen haber sido destruidos. En Thera, sin embargo, les ha salido bien, hay 14 planetas de perfecta esfera... y todos sin lunas.
-Desde luego eso no es posible de forma natural.
-Yo opino lo mismo.
-¿Y que han hecho allí las Sisters Of EvE?
-Su rama científica, The Sanctuary, ha montado cuatro estaciones en el sistema. Pero no fueron los primeros en llegar a Thera. La Federación Galente lo descubrío antes e intentó instalarse en el sistema antes del cataclismo y sin alertar a nadie. En ese momento, la presencia de sleepers era mucho mayor y las estaciones Galente fueron destruidas. Ahora intentan volver a ganar acceso al sistema infiltrando espías Mannar en las SOE. Éstas, por su parte, colapsan a toda prisa cada nuevo WH que se abre a Thera para mantenerlo cerrado y en secreto, pero han iniciado contactos con los cuatro imperios al más alto nivel, para debatir el destino de Thera. Yo he sido designado delegado por el Imperio Amarr.
Rocanegra, en absoluto ajeno a mi verdadera identidad, asintió sin sorpresa.
-La Emperatriz ya está informada de mi viaje a Thera, -continué- La postura de mi soberana es que debe abrirse cuanto antes a la libre circulación de naves. A fin de cuentas, ni sus agujeros de gusano ni sus fuerzas gravitacionales internas permiten el empleo de capitales.
-¿Y que opinan las demas facciones?
-Los Galente reclaman soberanía sobre el sistema y, tan demócratas ellos, quieren verlo cerrado. Minmatar y Caldari aún no han tomado partido, lo que puede mantener el debate abierto indefinidamente. Y eso no le conviene a Amarr que, a punto como está de derrotar a los Minmatar en la guerra de facciones, ve con preocupación como, por otro lado, Galente y Caldarí rehusan a enfrentarse… por nuestra culpa.
Mi compañero de corp era plenamente consciente de la situación generada por las acciones de la Comunidad Hispana en Low Sec. Él mismo había pilotado una de nuestras famosas Venture. Por eso le fue facil intuir las intenciones amarrianas.
-Abierto Thera a toda corporación que lo desee, la presión que ejercemos aquí sobre las milicias será mucho menor. Incluso podría llegar a suceder que nos mudásemos a ese sistema permanentemente.
-En efecto, esa es la idea: Quitarnos de enmedio. Sin obstáculos así para enfrentarse, la guerra de facciones volverá a su lógico devenir y el Imperio Amarr podrá hacer valer su muy próxima victoria sobre los Minmatar, sin miedo a una posible tregua entre sus aliados Caldari y los Galente, que.. digamos que están actualmente intentando por todos los medios hacer fracasar mi cometido.

Una sombra que deambulaba entre las mesas se dirigió hacia nosotros en ese preciso momento, lo que, al hilo de mis últimas palabras, nos hizo reaccionar con extremo recelo. Rocanegra abrió su cazadora y accedió al blaster de bolsillo que portaba en ella. Yo me levanté de la silla y empuñé la pistola laser oculta bajo mi túnica
En una nueva pasada, el oscilante haz de luces nos descubrió a Earendix, que caminaba en el desorden sin tropezar, guiado por los sensores de sus implantes, que detectaron nuestros movimientos.
-Al fin alguien dá señales de vida, menos mal.
El brutor llegó hasta nuestra apartada mesa, tomó por el respaldo una de sus sillas y, dándole la vuelta, se sentó en ella a horcajadas descansando los brazos, frente a sí, sobre el borde del espaldar.
-Nada, nada, ustedes sigan con lo suyo… eeeeh, que yo como si no estuviera. Que yo estoy muy loco.
En sus blancos ojos ciegos bailaba una cordial sonrisa.
Sin embargo, mi caldari compañero de corp ya sabía todo lo que era oportuno revelarle, y así, junto al nuevo (auto)invitado a nuestra mesa, pasamos a hablar de fiteos de combate por un rato. Al menos hasta que al piloto de Yuhu le dió por preguntar:
-Oye, Some, y ese sistema del que estabas hablando… ¿Es cómo dices de grande?
Yo me quedé perplejo, pero Roca no pudo reprimir una carcajada.
-Así que nos has espiado, -le acusé molesto.
-Primo, no puedo ajustar la potencia de mis sensores… aaaah, interfieren con la mierda que me pasa Striker… ahora mismo tengo una bajona que lo flipas, a ver si le veo…
-Eso de verle será un eufemismo ¿no?, -apuntó Rocanegra, aún divertido con la situación.
-Éste ve más que tú y yo juntos, -apostillé, -de hecho, a los mandos de un Dragoon no se le escapa una Griffin.
-Weee… ¿qué pasa?... ufff, como me duele la cabeza. Ah, lo del sistema ese, ¿de qué va? Suena muy interesante, oye.
-Me alegro de que te parezca interesante. De hecho… de hecho eso es... ¡la solución!
Mis dos interlocutores mostraron extrañeza.
-¿Solución?... aaah, ¿de qué?
-¿Qué has pensado, Somehow?
-Vamos a reunir a toda la comunidad, incluido el Pacto de Saranen. Ean, ¿puedes localizar a Jasta y a Eternal?
-Esos seguro que están por aquí, debajo de alguna mesa.
-Perfecto. Roca, por favor, necesito que todo esté en marcha en los hangares para una nueva operación. Salimos de inmediato.
-Vale, pero una nueva OP lo primero que necesita es un nombre clave; ¿cuál le pondremos?
-El nombre será... “A Thera en patera”

_________________
1-Crónicas de la luz:
viewtopic.php?f=41&t=5440
2-Cónicas de Sangre:
viewtopic.php?f=41&t=5450
3-Crónicas de la Comunidad:
viewtopic.php?f=41&t=5815


Última edición por Somehow el 24 Dic 2014, 15:42, editado 1 vez en total

Arriba
Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Crónicas de la Comunidad.
NotaPublicado: 23 Dic 2014, 13:27 
Security Status: 0.5
Security Status: 0.5
Avatar de Usuario

Registrado: 18 Sep 2013, 10:53
Mensajes: 26
Corporación: Recios Explorer Wing
Muy chulo! estoy deseando leer más jeje!

_________________
Rocanegra
Recios Explorer Wing
Canal: Liga de Exploradores


Arriba
Desconectado Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 11 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora



¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron